¿Quieres que acuda a un centro de desintoxicación? Sigue estos 6 consejos

¿Quieres que acuda a un centro de desintoxicación? Sigue estos 6 consejos

Seguramente llevas mucho tiempo pensando en esto porque crees que el tratamiento en un centro de desintoxicación es la mejor e incluso única solución para esa persona que tanto te importa. Nosotros preferimos llamarnos “centro de tratamiento de adicciones”, porque nos parece una fórmula mejor para describir lo que hacemos. 

Las adicciones afectan no solo al que las sufre, sino que también terminan por atrapar a todo su entorno: pareja, familia, amigos… Y es por esta razón que la comunicación entre el adicto y su círculo se hace muy complicada para poder introducir el tema de un tratamiento profesional que le ayude a recuperar su vida.

 

Estrategias para hablar con el adicto

 

Hay ciertas estrategias que puedes seguir para intentar que la persona acuda de forma voluntaria a iniciar una terapia con expertos, incluso si todavía se encuentra en esa primera fase de negación. 

  • Propón alternativas a lo que falló

Puedes solicitar la ayuda de un profesional para plantear nuevas soluciones ante lo que pienses que puede estar frenando a esa persona. Por ejemplo, quizás tiene miedo de iniciar un tratamiento porque tuvo una recaída en el pasado y cree que puede volverle a pasar. En ese caso, podemos identificar juntos qué fue lo que falló en el intento anterior y hacerle ver de qué manera puede ser exitoso ahora. 

  • Deja que viva las consecuencias de lo que le está sucediendo

En muchos casos la adicción trae consigo problemas sociales. Estos tienen lugar dentro de las áreas más importantes de la vida de una persona: pierden el empleo, a su pareja, a sus hijos, abandonan los estudios, se quedan sin dinero, no pueden afrontar pagos importantes del hogar…

Por ello, es frecuente que las personas más cercanas estén constantemente solucionando los problemas que les genera el ambiente en el que se mueven: deudas, despidos, expulsiones, peleas… Tratan de “tapar” lo que les sucede hablando con profesores y jefes, retrasando o pagando deudas, mintiendo para encubrirles… Esto hace que el adicto se pueda llegar a aprovechar de que estés entrando en su juego y que no sea consciente de la gravedad de lo que está pasando.

Debes mantenerte firme y hacerle ver que todos sus actos tienen consecuencias que debe solucionar por sí mismo y, sobre todo, ponerse en manos de profesionales para que no se vuelvan a repetir.

  • Hazle consciente de todo lo que la adicción está ocasionando en su entorno

Hablar no solo del problema del consumo en sí, sino de todos lo que hemos comentado anteriormente puede ser una buena manera de abrir los ojos a una persona que no acepta su problema.

Recuerda no utilizar nunca reproches, porque solo harán que se sienta peor; pero tampoco restes importancia a la magnitud del problema. La asertividad es la mejor opción: debe saber que no es culpable de las situaciones que genera, pero sí es el responsable de lo que le está causando consumir.

  • Reconoce lo bueno para potenciar sus acciones positivas

Todo cambio a mejor es digno de valorar cuando alguien se enfrenta a dejar de lado una adicción, por eso, hazle ver que te has dado cuenta por pequeño que sea. La motivación es fundamental para que se anime a dar el paso de iniciar una terapia, y valorárselo te ayudará mucho si lo que quieres es que acepte acudir a un centro de desintoxicación. 

Las palabras y frases destructivas no son una buena manera de hacer que el adicto “despierte”, salga de la fase de negación, y se plantee entrar a un centro de desintoxicación, aunque en un principio puedas verlo así. Tampoco es lo mejor que se sienta coaccionado con acciones que finalmente no vamos a llevar a cabo, por lo que los ultimatums o amenazas también deben estar fuera de tu discurso.

 

Cómo iniciar la conversación sobre el centro de desintoxicación

 

  • Elige el mejor momento para que se sienta tranquilo

Nunca cuando esté bajo los efectos de lo que toma. Cuando una persona no está sobria no recuerda, puede mostrarse agresiva y es inútil tratar de convencerle de que acuda a terapia cuando no está en condiciones de conversar con normalidad.

Lo mejor es que busques un momento tranquilo, en el que no haya consumido y en un lugar donde podáis hablar con intimidad y calma. Es importante que no haya mucha gente de su círculo para que no sienta que se trata de una “encerrona”, ya que puede reaccionar a la defensiva e iniciar una discusión alejada completamente de tu objetivo.

Lo más importante es que tengas claro qué quieres hacerle ver en ese diálogo, que lo expongas de forma sencilla, pausada y sin alzar la voz ni ofender. Cuando creas que la conversación entra en un bucle tóxico, déjala para otro momento.

  • Pide ayuda a un profesional e incluso a un adicto recuperado

Uno de los aspectos más complicados al hablar con una persona con problemas de adicción es que seguramente tú no hayas pasado nunca por ello, y te sea difícil saber cómo se siente, qué necesita, a qué le teme… Contar con alguien que haya pasado por lo mismo puede ser una buena manera de que se identifique con una situación que ha terminado bien y que le impulse a ver que él también es capaz de conseguirlo. 

Además, lo mejor si quieres que pida ayuda a un centro de desintoxicación es que tú también la pidas desde un principio y nos preguntes cómo puedes hablar con él y cuáles son las mejores formas de actuar ante lo que estáis viviendo. Analizaremos su caso particular y encontraremos la mejor forma de que quiera iniciar el tratamiento con nosotros. ¡Os esperamos!

¿Qué es el síndrome de alcoholismo fetal? Consecuencias de beber durante el embarazo

¿Qué es el síndrome de alcoholismo fetal? Consecuencias de beber durante el embarazo

Es algo desconocido por muchos, pero el síndrome del alcoholismo fetal se produce cuando la mujer embarazada consume alcohol durante la gestación y el bebé sufre las consecuencias. 

Muchas mujeres adictas a beber alcohol no son conscientes de que esto puede suceder y que acarreará daños muy duros y crónicos para sus hijos. Todos ellos, afectarán a su desarrollo tanto físico como cerebral, por ejemplo: hiperactividad, anomalías en el crecimiento, tono muscular deficiente, mala coordinación en los movimientos, dificultades de visión, problemas para focalizar la atención en algo…

¿Cuánto hay que beber para que el bebé pueda contraer síndrome de alcoholismo fetal? 

Los expertos y estudios realizados demuestran que no hay una cantidad determinada, y que el simple hecho de consumirlo durante el embarazo ya expone a los niños a poder padecerlo. 

Este síndrome no afecta del mismo modo a todos los niños y niñas, ya que cada uno lo sufre en mayor o menor gravedad. Los síntomas pueden ir desde anomalías físicas, hasta sufrir una discapacidad intelectual o cognitiva que les suponga una dificultad para afrontar su día a día sin ayuda.

¿Cómo puedo prevenirlo si soy adicta al alcohol y estoy embarazada?

La mejor opción es que inicies inmediatamente un programa de tratamiento de tu adicción en el que expertos como nosotros te ayudemos a seguir adelante con tu embarazo libre de alcohol y riesgo para tu bebé. Sin juicios ni culpas. Te acompañaremos en el proceso para que disfrutes de estos meses tan especiales para ti, apoyándote en cada paso para que no te sientas nunca sola.

Además, te aconsejamos que visites regularmente a los médicos para que puedan revisar continuamente el estado de salud de tu bebé.

¿Cómo sé si mi hijo sufre el síndrome de alcoholismo fetal?

Hay muchos rasgos que caracterizan este síndrome, tanto a nivel físico, como cerebral y conductual. Estos son los que podrías advertir y llevarle a un especialista:

Problemas físicos:

  • Dificultades de audición y/o visión
  • Rasgos faciales característicos: nariz corta y elevada, piel lisa entre nariz y labio superior, ojos muy pequeños y rasgados, labio de arriba aplanado y delgado, aplanamiento facial en el tercio medio…
  • Microcefalia
  • Deformaciones en extremidades, dedos e incluso articulaciones.
  • Crecimiento más lento de lo normal.

Problemas cerebrales:

  • Dificultad de coordinación
  • Retraso en el aprendizaje 
  • Desórdenes del lenguaje
  • Deficiencia en la memoria
  • Problemas en la resolución de conflictos, razonamiento lógico e incapacidad para advertir las consecuencias de sus actos.
  • Dificultades de atención, nerviosismo e hiperactividad
  • Cambios de humor bruscos y frecuentes

Problemas en las relaciones sociales y conductuales:

  • Dificultades de socialización con los demás niños
  • Incapacidad de controlar los impulsos
  • Problemas para cambiar de tareas y concentrarse en ellas y planificar algo
  • Falta de control del tiempo y su concepto

Como ves, el síndrome del alcoholismo fetal puede suponer grandes trastornos en la vida de tu bebé, y está en tu mano evitar que esto suceda. ¡Nosotros te ayudamos! Ponte en contacto con el Centro Elphis y tendrás a tu lado a los mejores expertos en adicciones. 

Adicción a los juegos de azar online: un peligro aún mayor que en juego tradicional

Adicción a los juegos de azar online: un peligro aún mayor que en juego tradicional

La dependencia de los juegos de azar es perjudicial en cualquier contexto y forma. Pero lo es más la adicción a los juegos de azar online, ya que salir de ello es más complicado debido a sus características. 

Todas ellas se resumen en “facilidad de acceso” e “ignorancia del gasto”, lo que lo hacen más adictivo, peligroso y destructivo. 

 

Facilidad de acceso a las plataformas de juego online

La característica principal que hace más peligroso a los juegos online es lo sencillo que resulta entrar en casas de apuestas a través de smartphones, tablets y ordenadores, sin necesidad de acudir físicamente al casino.

Cuando un adicto acudía de forma frecuente a estos lugares, la familia tenía la oportunidad de detectarlo a tiempo y poder ponerle freno. Pero desde que salieron las empresas de juego online, esto ha cambiado, ya que los usuarios pueden acceder desde cualquier lugar, sin salir de casa, y sin que su círculo cercano pueda advertir que tienen un problema. 

 

No se es consciente de la cantidad de dinero que se va gastando

Otro peligro que no tiene lugar en el juego tradicional es la falta de consciencia del gasto acumulado. Cuando se acude al casino, las apuestas se realizan con dinero físico, por lo que los usuarios son más conscientes de lo que van gastando y lo que les queda. En el juego online se apuesta mediante la tarjeta de crédito y esto hace que no se tenga tanto conocimiento del dinero, ya que parece “virtual”. Así, se va gastando con más ligereza y apostando de forma más impulsiva.

 

La tentación está en la tecnología que el adicto al juego usa constantemente

Este es otro de los puntos clave. En el proceso de conseguir vencer esta adicción, el tratamiento recomienda que el adicto se aleje de los casinos, evite los bares con máquinas, las reuniones de conocidos en las que es frecuente jugar apostando… Cosa que en la adicción a los juegos de azar online se hace imposible.

Utilizamos el móvil constantemente, trabajamos con el ordenador, vemos la tablet a diario… Por lo que la tentación está a golpe de click durante todo el día y se hace muy difícil evitar los aparatos con los que se entra a las webs de apuestas.

 

Impactos publicitarios y demos de producto

La adicción a los juegos de azar online es frecuente por los impactos que las personas vulnerables reciben en sus aparatos electrónicos. Anuncios con ofertas irresistibles en sus redes sociales, en el buscador de Google, en las bandejas de correo electrónico… Y versiones de juegos freemium, a los que se puede acceder primero de forma gratuita y después exigen un pago abultado para continuar jugando y ganar dinero.

 

Acceso a la oferta en todo el mundo, pese a las prohibiciones del país

También sucede que, pese a que muchos países han prohibido los juegos de azar online por todos los riesgos que hemos mencionado, muchos esquivan esta restricción registrando la empresa en países donde sí está permitido. De esta manera, pueden seguir ofertando nuevas webs de apuestas sin estar infringiendo la ley y seguir contribuyendo a la ludopatía camuflada.

Todos estas características demuestran el peligro del juego a través de internet. Caer en la adicción a los juegos de azar online es mucho más probable por estas facilidades, pero puede ser igual de destructiva que la adicción a cualquier tipo o canal de juego. Si crees que has perdido el control y que el juego domina tu vida, podemos ayudarte a recuperar el control de tu vida con un programa personalizado adaptado a tus necesidades. ¿Hablamos?

3 razones por las que pedir ayuda para dejar las drogas

3 razones por las que pedir ayuda para dejar las drogas

Como hemos visto en post anteriores, es probable que una persona adicta no reconozca lo que le está ocurriendo y, por tanto, no crea necesario pedir ayuda para dejar las drogas y acompañamiento para llevar a cabo el proceso de salir de ello. 

Una vez superada la fase de negación, es importante que el adicto sepa que son muchas las razones por las que necesita apoyo de profesionales durante la recuperación, ya que eliminar una conducta perjudicial de la rutina diaria es un camino realmente complicado.

1. Debes trabajar los factores de protección

Estos factores son las capacidades personales y sociales que te harán más fuerte a la hora de afrontar las situaciones de riesgo con éxito y ser menos vulnerable, como puede ser una tentación de consumo. Las relaciones con tu entorno, autoestima, autocontrol, introspección… Un profesional te ayudará a ser consciente de que tienes que generar cambios que mejoren tu calidad de vida y potenciará estos factores de protección tan valiosos para ti, de forma que el proceso sea mucho más fructífero. Por eso necesitas pedir ayuda para dejar las drogas o el hábito que te tiene atado a un equipo cualificado.

2. Necesitas construir nuevos hábitos saludables de conducta.

Cuando eliminas las drogas de tu día a día empieza una nueva etapa que pasará por varias fases. Tu cotidianidad habrá cambiado y deberás aprender a continuar con tu rutina sin depender de las sustancias que antes consumías. Por eso, es necesario un tratamiento especializado que empieza por dejar de consumir, lo que conocemos como desintoxicación, fase en la que se elimina el tóxico del organismo. Continúa con la deshabituación, una de las fases más relevantes porque es cuando se aprende a llevar a cabo esta vida sin droga que hemos mencionado, por lo que necesitarás acompañamiento permanente. Y el proceso concluye con la rehabilitación, donde seguimos construyendo hábitos de vida saludables, se trabaja en proyectos de crecimiento personal y se mejoran los modelos de relación con los demás y la manera en la que abordamos los conflictos con el resto y con nosotros mismos.

Por ello, es necesario contar con un equipo profesional que te ayude en todas estas fases, ya que superar una adicción va mucho más allá que dejar de consumir la sustancia, es un cambio completo de hábitos y una construcción de nuevas conductas y patrones.

3. En esta nueva rutina, necesitas desarrollar nuevos recursos

Durante el tratamiento, uno de los focos principales se pone en desarrollar herramientas y capacidades que se espera que se sigan empleando una vez haya terminado el proceso. Te ayudarán a aprender a gestionar tus emociones y actitudes de forma constructiva y no destructiva.

Por ejemplo, trabajar en hábitos de autocuidado de cuerpo y mente, rutinas de deporte y patrones de alimentación, diálogo familiar… También algo fundamental es aprender a resolver los problemas hablando de forma calmada, porque resulta imprescindible para afrontar las situaciones de consumo en las que puede haber actitudes violentas hacia otros o hacia uno  mismo.

¡Podríamos seguir con muchos otros motivos por los que necesitas pedir ayuda para dejar las drogas! El resumen de todas las que hemos mencionado es que dejar atrás una adicción va mucho más allá de dejar de consumir una sustancia o eliminar un hábito. Es un cambio completo de vida, procesos, costumbres y nuevas herramientas que solo un equipo cualificado puede ayudarte a realizar. ¡No tengas miedo y contacta con nosotros para empezar tu nueva vida!

 

Cómo superar la fase de negación

Cómo superar la fase de negación

Superar la fase de negación en un proceso de adicción es probablemente uno de los pasos más complicados del camino a la recuperación. Sin embargo, es uno de los más importantes, porque solo cuando aceptas que las drogas dominan tu vida, podrás empezar un tratamiento para salir de ellas.

¿Por qué es tan habitual la fase de negación?

La negación es un mecanismo de defensa en la mente del adicto. Cuando siente que la realidad es demasiado dura, violenta y no es capaz de asumirla, negar lo que está sucediendo es su manera de esquivarla y no afrontar lo que le está pasando.

A menudo niega su problema porque no quiere sentirse vulnerable y tiene miedo a enfrentarlo. Evita hablar de ello, reacciona de forma agresiva cuando se le insinúa que tiene un problema y tiende a minimizar las consecuencias de lo que hace.

La mayoría de las personas adictas se escudan diciendo que “lo dejan cuando quieran”, que el alcohol, el juego o las drogas no son imprescindibles en sus vidas y que solo lo hacen puntualmente. Hasta que tocan fondo o ya es innegable por la gravedad de la situación en la que se ven envueltos (deudas, enfermedad, problemas familiares, laborales…), la negación es para ellos un acto reconfortante que les ayuda a sentirse protegidos.

centro elphis adicciones

Cómo pasar de la negación a la aceptación

¿Cada vez gastas más dinero? ¿Estás dejando de lado a tu familia y amigos por consumir, jugar o beber? ¿No puedes pasar sin ello y sientes que lo necesitas para rendir en tus tareas, para estar eufórico, para desconectar de la realidad…? Si estás en la fase de negación, probablemente no reconozcas estos signos de adicción, pero es importante que hagas “click” y te des cuenta que solo reconociéndolo podrás iniciar el tratamiento que te ayude a recuperar tu vida.

Cambiar tu forma de pensar es el primer paso para superar el obstáculo que supone la negación en tu camino. Para ello, lo principal es quererse a uno mismo y respetarse. El amor por uno mismo empieza por cuidar de nuestra salud y por no tener miedo a pedir ayuda. Nuestra familia, amigos, y los centros de intervención están para apoyarte en todo este proceso, pero es necesario que antes seas sincero contigo.

Para pasar a la fase de aceptación de tu problema, es importante que analices qué es lo que te provoca ese miedo, te permitas expresar todo lo que te asusta, tus emociones y todas las creencias limitantes que te frenan a iniciar ese proceso de recuperación. En ese momento, te verás capaz de apoyarte en tu entorno más cercano, acudir a grupos de apoyo o contar con centros de tratamiento de adicciones.

Qué hacer ante un familiar en fase de negación

Tratar con un ser querido que no asume que tiene un problema y, por tanto, no puede iniciar un tratamiento para salir de ello, es probablemente una de las situaciones más duras a las que nos podemos enfrentar. Si te está sucediendo, tu papel es fundamental en su proceso de recuperación, porque puedes ser el motor que le anime a pedir ayuda profesional.

Puedes ayudarle a que lleve a cabo ese proceso de autoconocimiento y sinceridad del que te hemos hablado antes y, además, es fundamental que tengas una comunicación fluida con él. Mantén siempre una actitud calmada, y exprésale tu preocupación por su salud, por el núcleo familiar, por su futuro… Muéstrale cómo te sientes y cómo te afecta su problema, de forma que la persona adicta pueda ver que no sólo le afecta a ella, sino que sus actos tienen graves consecuencias en su entorno.

Si necesitas apoyo o asesoramiento sea cual sea tu papel dentro de un caso de adicción, no dudes en contar con nosotros para que te orientemos sobre los pasos a seguir para recuperar tu vida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies